Mantenimiento básico de tu bicicleta

Mantenimiento básico de tu bicicleta

El mantenimiento de la bicicleta es importante para todo tipo de ciclista. Ya sea que viajes en bicicleta con regularidad al trabajo, seas un corredor profesional o simplemente te guste dar paseos un par de veces al mes, necesitas estar al tanto del mantenimiento básico para evitar que condiciones inseguras y costosas sorpresas aparezcan en el futuro.

El mantenimiento de la bicicleta no tiene que ser difícil, ya que puedes seguir usando tu bicicleta en el futuro siguiendo estos simples consejos de mantenimiento para bicicletas.

Mantén tu bicicleta limpia

Del mismo modo que lavas tu automóvil para mantener su aspecto impecable y que este funcione correctamente, también debes de limpiar tu bicicleta para prolongar la duración de su vida. Al limpiar tu bicicleta, ayudarás a prevenir la acumulación de suciedad y grasa que se acumula a lo largo de las partes mecánicas de tu bicicleta. Todo lo que necesita es un cubo de agua, jabón biodegradable, una esponja grande, una toalla y un cepillo de dientes viejo u otro cepillo pequeño para limpiar todo lo siguiente: - El cuadro de la bicicleta - La cadena - Los engranes de la cadena - Los pedales - Los frenos - El asiento,

Lubrica su transmisión

Siempre limpia la cadena de tu bicicleta después de un viaje. Si lo haces, darás tiempo para que el lubricante se asiente en la cadena. A algunas personas les gusta lubricar antes de conducir, pero esto puede atraer polvo y suciedad. Cuando uses lubricante, agrega solo una pequeña cantidad y limpia cualquier exceso. Usar demasiado lubricante puede atraer más suciedad e impactar negativamente en los cambios de velocidad. De igual modo, si tu bicicleta tiene una acumulación excesiva de grasa, puedes utilizar un limpiador de cadena para eliminar la grasa más densa o pegada.

Inspecciona los neumáticos de tu bicicleta

No hay nada peor que tener que parar y cambiar un neumático desinflado durante tu viaje. Siempre inspecciona tus llantas y verifica su presión con una bomba de aire para llantas o balones. Después de asegurarte de que tus llantas estén infladas correctamente, revísalas en busca de otros daños o desgaste que puedan hacer que se desinflen durante el viaje.

Asegúrate de que los pernos, tornillos y tuercas estén apretados

¡No dejes que tu bicicleta se desarme mientras conduces! Puedes mantener las cosas intactas comprobando rápidamente si hay tornillos o tuercas sueltos antes de salir de paseo. Si observas que has perdido algunos tornillos o tuercas durante tu viaje, asegúrate de que puedes arreglar las cosas de inmediato llevando contigo tuercas y tornillos de repuesto. De igual modo, te recomendamos que siempre tengas una llave de tuercas a la mano.

Revisa tus frenos

Como probablemente ya sepas, unos buenos frenos son esenciales para cualquier ciclista. Las pastillas de freno se desgastan con el tiempo, así que asegúrate de revisar las pastillas de freno entre las visitas al servicio de tu bicicleta. Todo lo que necesitas hacer es dar un paseo rápido en casa y pisar los frenos. Si sientes que tus frenos están blandos, es probable que necesites reemplazar tus pastillas de freno.

Posteado el 14/03/2018 Montaña 0 287

Deja un comentarioDeja una respuesta

Tienes que estar logeado para publicar un comentario.

Archivos del Blog

Categorías del Blog

Últimos comentarios

Sin comentarios

Buscar en el Blog

Vistos recientemente

Sin productos
Menu
Comparar 0